Ir al contenido principal

Montes de Oca tiene el mejor asador de la provincia

Mientras miles de argentinos debatían el fin de semana sobre la nueva operatoria para la compra de dólares, en la localidad de Montes de Oca, en el departamento Belgrano, unas veinte parejas de asadores se disputaron el título del "Mejor asador de la provincia". Imaginemos el tono de las peleas en torno a la parrilla humeante cuando algún impertinente intentó meter la mano donde un asador desplegaba su arte.
Raro arte el del asado, que hace aflorar en un mismo instante lo mejor y lo peor de nuestra "argentinidad". Aunque con un marcado torrente sanguíneo piamontés, sus casi tres mil habitantes aprendieron rápidamente las bondades del buen asado criollo sin que ello fuera en desmedro del tradicional plato de bagnacauda. Por un lado, la elogiable habilidad para convertir un trozo de carne en un manjar; por el otro, los presupuestos infaltables: 1-  Las mujeres tienen prohibido acercarse a la parrilla (pero....hubo una mujer participando.... ¡¡¡NO ME IMPORTA!!!); 2-  Que a nadie se le ocurra meterse entre mi asado y yo. 3- Por supuesto, soy el mejor asador del universo. Machismo, irascibilidad y -por sobre todo- vanidad, son los condimentos infaltables (casi "efectos colaterales") para quien aspire a sentirse un asador, argentino y macho. Así las cosas, este fin de semana quedó bien claro quién es quién en el mapa parrillero provincial.Las reglas del concurso, puntillosas y claras: el asador debía aclarar el punto en que iba a sacar el costillar (a punto, seco, jugoso), único corte autorizado y provisto por la Secretaría de Cultura comunal; totalmente prohibido el uso de combustibles líquidos para encender el fuego; utilizar un máximo de 5 fósforos (ni uno más)  para ese cometido so pena de descalificación de la pareja (¡y no es broma, che !. El año pasado el ganador fue tal porque utilizó un fósforo menos.).El olmo utilizado como leña fue provisto por la organización. La vestimenta y la presentación del espacio de trabajo sumaban puntos y ... ¡ que a nadie se le ocurriera hacer un corte en la carne para ver cómo marchaba todo porque ahí quedarían sus ansias de ganar el concurso! El único corte autorizado en la carne era el necesario para presentar el plato, y el trozo resultante debía pesar más de 4 kilos, de manera tal de mostrar la uniformidad de la cocción.Bien pasado el mediodía se expidió el jurado, haciendo uso de las capacidades intelectivas que los 17 costillares y el riego asociado le permitieron mantener. Y los ganadores fueron... los locales Eduardo Bertola y Julio Giulietti, interesados más en la gloria que les confirió el título de "Los asadores de la provincia"que en el premio de $1.000.- en efectivo. Para quienes los conocen no es novedad el reconocimiento, ya que Bertola es famoso por sus vaquillonas a la crema (una vaca entera deshuesada cocida a dos fuegos y salceada con una crema harto especiada) que manda a la cama a más de un flojo, y que es tan irresistible como la buena idea de acompañarla con un lindo malbec (sí sí, el maridaje existe, no invente que no hay que inventar) y sellar así su destino.Volviendo a lo nuestro. El marco fue inmejorable, más allá de la picardía climática del sábado que obligó a suspender la doma prevista para ese día. Alrededor de un millar y medio de comensales se dieron cita en las instalaciones del predio para degustar más de media tonelada de carne, que resultó insuficiente como lo fueron los 800 chorizos y las 900 empanadas. A media tarde los organizadores debieron salir corriendo -literalmente- a arrasar con la poca carne que quedaba en las carnicerías del pueblo, para satisfacer a la concurrencia famélica que acabó por masticar lo que tuvo a su alcance, para intranquilidad de los equinos que pastaban mirando desconfiados semejante demostración de ejercicio mandibular. Aunque no todo fue susto para los cuadrúpedos. Uno de los números puestos que el año pasado obtuvo el segundo lugar y crédito de la ciudad de Armstrong es vegetariano.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Apoyemos a la Dra. Valeria Profeta

NO OLVIDEMOS que la Dra. Valeria Profeta es VICTIMA de Violencia de Género Laboral  y tuvo la valentía de hacer la denuncia.  El poder judicial emitió una orden perimetral para que el Señor Diego Beroy no se acerque. ME SOLIDARIZO con la Dra. Valeria Profeta que a pesar de lo que sufrió y sufre... sigue, necesita trabajar y cobrar. Solicito que cese el hostigamiento en el ambiente laboral. NO AVALEMOS ESTE ABUSO DE PODER. Solicito que se aparte de su cargo al Sr. Diego Beroy. Que el Presidente Juan Gufi deje de mantenerse indiferente a este grave hecho, y que deje de taparlo como lo hace con otros horrores  de su gestión. Lic. Raúl Godetti (Periodista)

VIOLENCIA DE GÉNERO LABORAL EN LA COMUNA DE CENTENO

Nuestro Medio INFOREGIONAL tomó conocimiento de una denuncia Policial que se realizó en la Comisaría de la Mujer en el Área de Investigación y Violencia de Género de la ciudad de Coronda, provincia de Santa Fe. Ingresó el 28 de diciembre de 2022 contra el Sr. Diego Beroy , quien ocupa el cargo de Secretario de gobierno (personal de Gabinete Comunal) de la Comuna de Centeno. La denuncia detalla como el Sr. Diego Beroy hizo que sufriera violencia física en forma indirecta, ya que se dirigió hacia la Dra. Valeria Profeta a los efectos concretos de ocasionarle un daño físico. También ejerció violencia verbal, psicológica, y moral, en forma recurrente y sostenida en el tiempo sobre su persona, buscando desestabilizarla, aislarlarla, destruir su reputación, honestidad, y deteriorar su autoestima. Asimismo, Sr. Diego Beroy realizó abusos de poder y hostigamientos permanentes, mediante maltratos psicológicos, burlas, sarcasmos e ironías. En la Comuna de Centeno se realizaron Jorna