Ir al contenido principal

Barrio La Cerámica: Lifschitz inauguró junto a vecinos y escolares un inédito mural colectivo.

ES UNA BANDERA ARGENTINA DE 330 METROS DE LARGO.
Ubicada sobre el paredón sur de la Fábrica Cerámica Alberdi, en avenida De los Granaderos, la obra fue realizada con masiva participación de alumnos de las diversas escuelas del barrio. La creación comunitaria forma parte de las acciones de integración social que promueve y ejecuta el Programa Rosario Hábitat de la Municipalidad.
“Al igual que siempre lo pregonó el general San Martín, los grandes cambios, las transformaciones, el avance y el progreso de los pueblos se hace con la participación de la gente, de los hombres y las mujeres del pueblo, con la participación de los jóvenes. Y por eso es importante este proyecto, de participación y esfuerzo compartido, y aquí está el resultado, parecía difícil al principio poder realizarlo, pero con los brazos de todos y con la colaboración de muchos se hizo posible”, dijo esta mañana el intendente Miguel Lifschitz, al dejar inaugurado un inédito mural de 330 metros sobre el paredón sur de la Fábrica Cerámica Alberdi, en avenida De los Granaderos. La obra representa la bandera nacional y durante casi tres meses se fue construyendo con la participación de alumnos de escuelas de la zona y vecinos de toda la ciudad.
 
El acto contó con masiva participación de alumnos, docentes y directivos de las escuelas de la zona, representantes de instituciones del barrio, de la Federación Tierra y Vivienda y de las empresas Cerámica Alberdi, Weber y Tersuave, que donaron los materiales para la confección de la obra. Entre las autoridades también estuvieron presentes Susana Nader, a cargo de la Dirección General del Servicio Público de la Vivienda (SPV); el secretario General de la Municipalidad, Jorge Elder; el secretario de Gobierno, Fernando Asegurado; la subsecretaría de Cultura, Florencia Balestra; el director de Diseños Urbanos del municipio, Dante Taparelli; la directora del Centro Municipal distrito Norte “Villa Hortensia”, Adela Armando, y la artista Sandra Lenzi, encargada de la obra. 
El mural representa una bandera argentina, tiene 330 metros de longitud por tres de ancho, y fue realizado con cerámicos bajo la técnica de azulejo partido, como parte de las acciones de integración social que promueve y ejecuta el Programa Rosario Hábitat, perteneciente al SPV.
“Este mural, que tiene muchísimos pedacitos, es como Rosario, que tiene más o menos un millón de personas de todas las edades, que viven en los barrios y en el centro. Y cada una de esas personas son como las partecitas de este mural, todas son necesarias, todas importantes, y si falta una de ellas tendríamos un espacio vacío en el mural y no estaría terminado. Por eso la ciudad necesita de todos, y cada uno puede aportar lo suyo, puede colaborar de alguna manera en la construcción de la casa grande, que es la ciudad de Rosario”, dijo el intendente.
“La casa ha ido cambiando en los últimos años –agregó Lifschitz-, porque se ha ido agrandando, tiene nuevos barrios, nuevas construcciones, porque ha llegado gente a la ciudad, que quiere vivir con nosotros, que quiere construir un futuro y está buscando sus oportunidades. Todos los años hay nuevas generaciones que se suman a esta tarea, y por eso la ciudad cambia, porque todos colaboramos. No es la tarea de uno solo ni de un equipo, es una tarea que hace el pueblo, las instituciones, que hace la gente, que hacen las escuelas, todos colaboran”. 
El intendente prosiguió recordando los comienzos de este populoso barrio del distrito norte: “Hace muchos años aquí, cuando ustedes no habían nacido (dijo, dirigiéndose a los chicos), estaba esta fábrica (Cerámica Alberdi), que es muy vieja, y había terrenos baldíos. Luego, la gente comenzó a venir a vivir, se construyeron viviendas, se hizo un barrio de viviendas públicas, llegaron más empresas y luego, desde el municipio, se tomó la decisión de hacer esta avenida para que tuviéramos un acceso de primera en esta zona de Rosario, con dos calzadas de hormigón, con una moderna iluminación, con el cantero central, con la semaforización”.
“Y allí surgió la idea de este gran artista de la ciudad, que es Dante Taparelli, de que, como por aquí pasó el general San Martín cuando iba hacía San Lorenzo, qué mejor que hacerle un homenaje con una bandera de 330 metros con este gran mural, que es el gran homenaje que le hacemos entre todos y que le hicieron ustedes, que estuvieron trabajando para recordar al Padre de la Patria. Un hombre que siempre entendió que la liberación y la independencia de la patria venía de la mano de la participación popular. Por eso el general siempre convocó al pueblo”, concluyó el intendente. 
La intención de la intervención fue poner en valor el espacio público a partir de un símbolo de todos, la bandera argentina, que además recuerde el paso histórico del general San Martín por la ciudad, ya que allí descansaron sus tropas antes de librar la única batalla en tierras argentinas, el combate de San Lorenzo.
La obra es fruto de un trabajo participativo que integró áreas pertenecientes a diferentes reparticiones municipales, como las secretarías de Planeamiento, General –a través del Centro Municipal Distrito Norte “Villa Hortensia”– y de Cultura y Educación –a través de la Dirección de Diseño e Imagen Urbano–, además de instituciones de la zona, vecinos del barrio La Cerámica y artistas plásticos locales.
La propuesta se realizó en el marco de los equipamientos comunitarios que el Programa Rosario Hábitat impulsa como modo de integración social y cultural en el nuevo barrio, surgido por la relocalización de familias del proyecto La Cerámica, y contó con la destacada colaboración de la Fábrica de Cerámica Alberdi y las empresas Weber y Tersuave.
La idea de gestar una señal de identidad y pertenencia común a todos, que conforme un capital simbólico y un nuevo modo de nombrar al barrio y a una de las entradas de la ciudad, fue del director de Diseño e Imagen Urbana, Dante Taparelli. 
La ejecución de la obra estuvo a cargo de la artista Sandra Lenzi, quien también asumió la coordinación de vecinos, escuelas y ciudadanos que fueron dejando su nombre en fragmentos de cerámica que luego, plasmados en el paredón, fueron componiendo la bandera argentina. 
El mural nació como un sueño colectivo, al igual que su ejecución, de la que fueron protagonistas, entre otros, alumnos y docentes de las escuelas Nº 156 “Provincia de San Luis, Nº 824 “República Oriental del Uruguay”, Nº 1229 “1º de Mayo”, Nº 1289 “Río Paraná”, y Nº 1315 “Itatí de Corrientes”; el Centro Crecer Nº 2, así como representantes de diversas asociaciones civiles y ONG.
Hoy, este concepto social del arte para la inclusión propone darle visibilidad a un barrio de la ciudad y rescatar el valor histórico del antiguo camino a San Lorenzo, que formaba parte de las postas que comunicaban al Virreinato del Río de la Plata. 

Proyecto La Cerámica

El proyecto La Cerámica Sector A es el octavo emprendimiento de regularización de asentamientos irregulares que lleva a cabo la Municipalidad de Rosario en el marco del Programa Rosario Hábitat, dependiente del Servicio Público de la Vivienda. 
A través de este programa, la Municipalidad de Rosario busca encauzar los procesos de ocupación informal, asumiendo de tal manera su papel de regulador del crecimiento de la ciudad, además de mejorar la calidad de vida de la población de los asentamientos.
En la actualidad, están en ejecución los proyectos Itatí Norte, Itatí Sur y Molino Blanco, y ya se han finalizado los proyectos La Lagunita, Las Flores, Empalme y Corrientes. En todos los casos, el financiamiento está a cargo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), transferido por el Ministerio de Planificación Federal, y también de la Municipalidad de Rosario, que aporta fondos propios.
La primera parte del proyecto La Cerámica (denominado Sector A), beneficiará a 173 familias, de las cuales 52 serán relocalizadas en un nuevo espacio dentro del mismo barrio, sobre avenida Camino de los Granaderos, acción que permitirá comenzar con la apertura de calles y trabajos de mejoramiento. 
Las tareas se realizarán en el área comprendida por República de Irak, al norte; Ortiz de Guinea, al sur; Anchoris, al oeste; y las vías férreas, al este, donde quedarán residiendo 121 familias.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Apoyemos a la Dra. Valeria Profeta

NO OLVIDEMOS que la Dra. Valeria Profeta es VICTIMA de Violencia de Género Laboral  y tuvo la valentía de hacer la denuncia.  El poder judicial emitió una orden perimetral para que el Señor Diego Beroy no se acerque. ME SOLIDARIZO con la Dra. Valeria Profeta que a pesar de lo que sufrió y sufre... sigue, necesita trabajar y cobrar. Solicito que cese el hostigamiento en el ambiente laboral. NO AVALEMOS ESTE ABUSO DE PODER. Solicito que se aparte de su cargo al Sr. Diego Beroy. Que el Presidente Juan Gufi deje de mantenerse indiferente a este grave hecho, y que deje de taparlo como lo hace con otros horrores  de su gestión. Lic. Raúl Godetti (Periodista)

VIOLENCIA DE GÉNERO LABORAL EN LA COMUNA DE CENTENO

Nuestro Medio INFOREGIONAL tomó conocimiento de una denuncia Policial que se realizó en la Comisaría de la Mujer en el Área de Investigación y Violencia de Género de la ciudad de Coronda, provincia de Santa Fe. Ingresó el 28 de diciembre de 2022 contra el Sr. Diego Beroy , quien ocupa el cargo de Secretario de gobierno (personal de Gabinete Comunal) de la Comuna de Centeno. La denuncia detalla como el Sr. Diego Beroy hizo que sufriera violencia física en forma indirecta, ya que se dirigió hacia la Dra. Valeria Profeta a los efectos concretos de ocasionarle un daño físico. También ejerció violencia verbal, psicológica, y moral, en forma recurrente y sostenida en el tiempo sobre su persona, buscando desestabilizarla, aislarlarla, destruir su reputación, honestidad, y deteriorar su autoestima. Asimismo, Sr. Diego Beroy realizó abusos de poder y hostigamientos permanentes, mediante maltratos psicológicos, burlas, sarcasmos e ironías. En la Comuna de Centeno se realizaron Jorna