Ir al contenido principal

Se detectaron construcciones no declaradas en Totoras y Timbúes

Durante 2011, en el marco del programa de fiscalización catastral “Juntos vamos a tomar medidas” que llevó adelante la provincia. Se registraron 270 mil metros cuadrados sobre 4.251 casos irregulares.
 En el marco del programa de fiscalización catastral “Juntos vamos a tomar medidas”, el administrador provincial del Servicio de Catastro e Información Territorial (Scit), Horacio Palavecino, presentó los resultados finales del relevamiento realizado en 2011 en la ciudad de Totoras y en la comuna de Timbúes.El trabajo, que fue entregado a las autoridades de cada localidad, contiene una actualización de la infraestructura y de los servicios de agua y cloacas, en los sistemas gráficos y alfanuméricos del Servicio de Catastro e Información Territorial de esas zonas.La iniciativa, con actividades conjuntas entre el municipio, la comuna y la provincia, permitió “el saneamiento y actualización de la base de datos catastrales que permitirá un mejor servicio a la comunidad y un sistema tributario más equitativo”, precisó Palavecino.
EL RELEVAMIENTO 

En la ciudad de Totoras, departamento Iriondo, fueron detectados 2.880 casos de informalidad, con un total de 185.165 metros cuadrados no declarados. “De acuerdo al relevo, el 59 por ciento de los inmuebles presentaba alguna irregularidad y alrededor de un 36 por ciento de la población no pagaba sus tributos”, detalló Palavecino, al entregar los datos al intendente Horacio Carnevalli.Mediante esta fiscalización, “se logró incrementar la emisión del impuesto inmobiliario en 471 mil pesos.En cuanto a la comuna de Timbúes, departamento San Lorenzo, a través de las imágenes satelitales se detectaron 1.371 casos irregulares, con un total de 98.992 metros cuadrados de construcciones no declaradas (un 39,65 por ciento de las construcciones no pagaban los tributos correspondientes).Los datos del relevamiento, que incluyó a dos grandes plantas cerealeras y oleginosas, fueron presentados al presidente comunal, Néstor Sánchez.“Como resultado, en Timbúes fueron incorporados 91.400 metros cuadrados”, indicó el funcionario, quien agregó que “como resultado, un 80 por ciento regularizo su situación”.En este caso, además, “por toda actividad de fiscalización, provincial y local, durante 2011 se incorporaron 171.081 metros cuadrados que no estaban tributando el impuesto inmobiliario correspondiente”, agregó.En tal sentido, indicó que “esa incorporación significó un aumento del 74 por ciento en la emisión del impuesto inmobiliario urbano de esa localidad, que implicó un incremento de 732.000 pesos para el año en curso.El impuesto inmobiliario rural se coparticipa a municipios y comunas en un 50 por ciento.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Apoyemos a la Dra. Valeria Profeta

NO OLVIDEMOS que la Dra. Valeria Profeta es VICTIMA de Violencia de Género Laboral  y tuvo la valentía de hacer la denuncia.  El poder judicial emitió una orden perimetral para que el Señor Diego Beroy no se acerque. ME SOLIDARIZO con la Dra. Valeria Profeta que a pesar de lo que sufrió y sufre... sigue, necesita trabajar y cobrar. Solicito que cese el hostigamiento en el ambiente laboral. NO AVALEMOS ESTE ABUSO DE PODER. Solicito que se aparte de su cargo al Sr. Diego Beroy. Que el Presidente Juan Gufi deje de mantenerse indiferente a este grave hecho, y que deje de taparlo como lo hace con otros horrores  de su gestión. Lic. Raúl Godetti (Periodista)

VIOLENCIA DE GÉNERO LABORAL EN LA COMUNA DE CENTENO

Nuestro Medio INFOREGIONAL tomó conocimiento de una denuncia Policial que se realizó en la Comisaría de la Mujer en el Área de Investigación y Violencia de Género de la ciudad de Coronda, provincia de Santa Fe. Ingresó el 28 de diciembre de 2022 contra el Sr. Diego Beroy , quien ocupa el cargo de Secretario de gobierno (personal de Gabinete Comunal) de la Comuna de Centeno. La denuncia detalla como el Sr. Diego Beroy hizo que sufriera violencia física en forma indirecta, ya que se dirigió hacia la Dra. Valeria Profeta a los efectos concretos de ocasionarle un daño físico. También ejerció violencia verbal, psicológica, y moral, en forma recurrente y sostenida en el tiempo sobre su persona, buscando desestabilizarla, aislarlarla, destruir su reputación, honestidad, y deteriorar su autoestima. Asimismo, Sr. Diego Beroy realizó abusos de poder y hostigamientos permanentes, mediante maltratos psicológicos, burlas, sarcasmos e ironías. En la Comuna de Centeno se realizaron Jorna